Minimalismo

Algunos principios para tener menos y disfrutar más de la vida:

¿Es menos realmente más?

El arte de tener menos mientras disfrutamos más la vida se resume en lo siguiente:

  • El Zen del espacio: Hay belleza en el espacio, pero no conseguimos reconocerla entre todas esas cosas que tenemos. Siempre que nos encontramos ante un espacio físico abierto en nuestro entorno, nos invade una sensación de paz. Este es el principio que rige el estilo de las casas japonesas. La belleza en un espacio pequeño es el reconocimiento del minimalismo, donde realmente menos es más. Tenemos que entender que el espacio está para ser disfrutado, no para llenarlo.
  • Conserva la energía: Menos pertenencias significan menos posesiones de las que preocuparse. Recuerdo una animación en la que un hombre consigue una varita que le permite conseguir todo lo que había soñado. Acaba no pudiendo disfrutar de todas esos lujos por miedo a perderlos. Dedicó toda su energía a proteger sus posesiones.
  • Libera tu espacio: Cuando recordamos algo que compramos o tenemos pero que nunca usamos, nos imponemos una especie de culpa auto-infligida por no usarlo. Ese material deportivo que compramos con la intención de usarlo todas las semanas y lo tenemos muerto de risa en el armario… Nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestro mundo interior. Limpiando y simplificando nuestro espacio exterior, nuestro espacio interior se abrirá como una flor.
  • Aprecio: Cuando menos tenemos, más atención podemos dedicar a esos efectos personales que verdaderamente necesitamos con regularidad. Es sorprendente lo poco que realmente necesitamos. Cuando limpiamos nuestros hogares y nuestras vidas hasta lo esencial, somos capaces de disfrutar mejor de aquello que tenemos.

Thinksimplenow