Imagina

Imagina por un momento…
Imagina que te quedan horas de un día…
Imagina que se ha agotado tu tiempo.
Imagina que hoy, todo termina…

¿A quién llamarías primero?.
¿Para quién iría dedicado ése primer “te quiero”…?.
¿A quién pedirías perdón por tu mal comportamiento…?.

Imagina…, ¿que harías tú si ése día fuese hoy…?

Y después piensa y analiza…; ¿realmente haces y dices, lo que deseas y
sientes, en cada momento de tu vida?, ¿o tal vez nuestro orgullo e
ignorancia nos lo prohíbe en más de una ocasión…?
Sé consecuente con tus actos, pero vamos a dejar llevarnos un poquito más
por el corazón, y dejemos apartada la cabeza por un instante…
Si vamos a arrepentirnos de algo, que sea de algo que hicimos juntos, no
de algo que nos hubiese gustado hacer…
Y hagamoslo hoy, porque tal vez mañana, mañana sea tarde…